Blog

El equipo cercano a Alfredo del Mazo

Ayer por la noche presenté los miembros que integrarán el gabinete de Alfredo del Mazo, hoy presento al equipo que estará trabajando en la oficina del gobernador:

Jefe de la Oficina de la Gubernatura – Rodrigo Jiménez Salomón

Secretario Particular – Sergio Chavelas Maruri 

Secretario Particular Adjunto – Ricardo Valdés Bores

Jefe de la Unidad de Apoyo a la Administración General – Jaime Orozco Mendoza

Coordinador de Asuntos Internacional – Raymundo Balboa Cruz

Coordinador de Giras – Rodolfo Jardón Zarza

Coordinador de Información y Estrategia – Francisco Sarmiento Pérez

Unidad de Enlace – Bernardo Almaraz Calderón

Anuncios

Nombres y cargos, el gabinete de Alfredo del Mazo

Aunque con algunos posibles cambios de último minuto en el acomodo de cargos y nombres, este sería el gabinete de Alfredo del Mazo que arrancará labores este sábado:

Cómo ven:
General de Gobierno – Alejandro Ozuna

Seguridad – Maribel Cervantes Guerrero

Finanzas – Rodrigo Jarque Lira

Salud – Gabriel O’Shea

Trabajo – Mercedes Colín Guadarrama

Educación – Juan Millán

Desarrollo Social – Erik Sevilla Montes de Oca

Comunicaciones – Alejandro Fernández

Desarrollo Urbano y Metropolitano – Enrique Jacob Rocha

Desarrollo Agropecuario – Darío Zacarías Capuchino

Desarrollo Económico – Alejandra del Moral Vela

Turismo – Ana Lorena Marín

Cultura – Marcela González Salas

Contraloría – Javier Vargas Zempoaltecatl

Movilidad – Raymundo Martínez Carbajal

Derechos Humanos – Rodrigo Espeleta Aladro

Medio Ambiente – Jorge Rescala Pérez

Comunicación Social – Jorge Pérez Zamudio

DIFEM – Miguel Ángel Torres Cabello

Secretario Técnico – Eriko Flores

Las tristes cifras del #6toInformeEruviel

Revisando las redes sociales sobre el sexto y último informe de Eruviel Ávila Villegas como gobernador del Estado de México llama la atención que, aparte de los empleados de gobierno y los bots (tradicionales en los eventos del mandatario mexiquense), la gente se pregunta de qué Estado de México habla porque en el que vivimos dista mucho de lo que se presentó. La realidad es que no: las cifras sí muestran a la entidad, claro que vistas en su contexto, nos damos cuenta de la triste situación en que se deja a la entidad.

Por tal razón hemos dedicado tiempo a revisar un poco de lo que se dijo y mostró el día de ayer durante el informe, para esto nos basamos en la propia información que el gobierno estatal buscó destacar a través de infografías y tuits emitidos por los distintos medios oficiales; en frío las cifras parecen avances importantes pero pasadas por el filtro del contexto y lo que significan, la perspectiva cambia.


Empezaremos con “Combate a la pobreza”, según la infografía hubo 8 millones de beneficiarios con algún tipo de apoyo social durante los seis años, esto significa que en promedio se atendió a 1 millón 333 mil 333 personas por año; en una población de 16 millones de habitantes, estamos hablando que se dio “algún tipo de apoyo” a apenas 8.33 por ciento de los mexiquenses por año.

Si lo anterior lo comparamos con las cifras presentadas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) observaremos que en la entidad 47.9 por ciento de la población (casi la mitad de los habitantes) vive en pobreza y que hay 6.1 por ciento de los mexiquenses viviendo en pobreza extrema; comparado con lo informado por el gobernador, su administración apenas atendió a uno de cada cuatro mexiquenses en pobreza y los apoyos que otorgaron apenas pudieron alcanzar a cubrir a quienes viven en pobreza extrema (esperando, claro, que ellos hayan sido los principales beneficiarios de los programas).


Si para la información anterior consideramos como cierto el tuit emitido por el PRI del Estado de México, respecto a que en los seis años de esta administración 264 mil personas dejaron de vivir en pobreza, esto significa que apenas fue 1.65 por ciento de la población mexiquense; o si queremos verlo desde otro ángulo: durante los 2 mil 190 días que dura un periodo de gobierno de seis años, en promedio dejaron la pobreza 121 personas por día, ni siquiera una por municipio.

Respecto a los 614 millones de desayunos fríos y raciones vespertinas para los alumnos mexiquenses, de nueva cuenta observamos que divido por el número de días que duró la administración estamos hablando de 280 mil 365 porciones por día; según el último reporte de regreso a clases del propio gobierno estatal, hay aproximadamente 4.8 millones de estudiantes, con lo cual se atendió una demanda promedio de apenas 5.84 por ciento de la población estudiantil de la entidad; y las demás cifras sobre el tema van en el mismo tenor.


En seguridad pública destaca que no se hace mención a incidencias delictivas o disminución de algún tipo de delito, quizás ahí no había mucho que presumir. De lo que se presumió, tenemos por ejemplo la entrega de 1 mil 800 patrullas en seis años, equivalente a 300 por año, ni siquiera una por día o también los 2 mil elementos de la Fuerza Especial de Seguridad (FES) que en total tendrían que cuidar a 8 mil habitantes de la entidad cada uno, de repente ya no se siente uno tan seguro.

Las 15 mil armas recuperadas y destruidas en el Programa Canje de Armas (que además, hay que decirlo, es de la Sedena en conjunto con el Edoméx) se recogieron en los 125 municipios durante seis años un promedio de 6.8 armas por día; entre ellas se cuentan cuchillos, navajas, pistolas hechizas, etcétera. A parte, y por mera deducción de sumas y restas, los 30 mil detenidos en el programa Transporte Estatal Seguro (Tres) equivalen a 13 detenidos diarios a lo largo y ancho de todo el territorio estatal (no se informa si estos detenidos fueron procesados y puestos a disposición de un juez o dejados en libertad, así que tampoco podríamos decir que los 30 mil están la cárcel).

En materia de infraestructura encabeza la infografía la cifra de 7 mil kilómetros de carreteras y vialidades construidas, rehabilitadas o modernizadas; parece mucho pero en realidad no lo es tanto, si consideramos que el dato es por seis años, estamos hablando de 1 mil 166 kilómetros por año, en frío la cifra parece abundante pero cuando la ponemos en el contexto de la totalidad de la red carretera de la entidad, que según el propio gobierno mexiquense equivale a 16 mil 506 kilómetros podemos notar que en seis años no se cubrió el mantenimiento/construcción ni de la mitad de las vialidades de la entidad.

Tendríamos que suponer que los 574 espacios públicos recuperados en Infraestructura son los mismos 574 espacios públicos recuperados en materia de Seguridad, así que no nos detendremos mucho en ese análisis, más allá de esta pequeña observación. Tampoco lo haremos en la construcción del Tren Interurbano México-Toluca y del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco porque, aunque hayan sido presentados como obras propias de la administración estatal, todos sabemos que son federales.

Lo que sí llama la atención es el conteo de 98 puentes vehiculares, peatonales y distribuidores viales construidos en seis años, o sea 16.3 por año; cuál fue el criterio de juntar puentes vehiculares, peatonales y distribuidores viales en una sola cifra, lo desconocemos, sobre todo porque no tienen el mismo costo ni tardan el mismo tiempo de obra; pero bueno, aún 16 por año no suenan a una gran inversión de infraestructura en ese sentido.

La infografía de Turismo es especialmente atractiva al análisis por muchas razones, empecemos porque queda la duda de si la instalación de la escultura monumental de la Virgen de Guadalupe en Chalma se pagó con recursos del erario, es decir, o se pagó la colocación de una figura religiosa con recursos del Estado o se están colgando una medalla que no le corresponde a la administración (como con el Tren Interurbano y el Aeropuerto de Texcoco).

Se informa que hubo 1 mil 400 asistentes al evento Destellos en el Cosmovitral, parece mucha gente pero, solo era tener una idea clara de cuantos pueden ser; el aforo del estadio Nemesio Diez es de 30 mil personas, o sea que los asistentes mencionados apenas serían algo así como la porra visitante en un juego entre el Toluca y los Pumas (posiblemente haya más aficionados de la UNAM en un juego así que asistentes al evento Destellos del Cosmovitral). La misma referencia conceptual sirve para analizar los 45 mil asistentes a la experiencia nocturna en Teotihuacán (sic), o sea los asistentes a un juego entre Toluca y América más los de un Toluca – Puebla. Ese fue el nivel de la derrama económica por ambos eventos.

En la infografía de Cultura, no se entiende bien por qué pintar fachadas es un logro importante, quizás porque el número 127 mil en seis años suena impactante, pero si nos remitimos al contexto con, por ejemplo, Ecatepec donde según las cifras hay 389 mil 486 viviendas, estamos hablando que en seis años se pintaron las fachadas de menos de la tercera parte de las casas de dicho municipio.

Sobre las 6 obras compradas a Rodrigo de la Sierra y las otras 6 obras adquiridas a Jorge Marín, sería interesante saber el criterio de selección de ambos artistas; claro que son destacados en la plástica nacional pero ninguno es mexiquense, De la Sierra nació en la Ciudad de México y Marín en Uruapan, no se trata de ser chauvinista, sino de entender por qué debería ser relevante en un informe decir que se adquirieron 12 obras de solo dos artistas plásticos que no son oriundos, en seis años ¿cuál es la promoción a la cultura mexiquense ahí?

Por lo demás, el informe de obras realizadas hace pensar que quien hizo las infografías se quedó sin espacio en la de Infraestructura (quizás por meter las obras federales como propias), y como faltaba con qué llenar la de Cultura, pues ahí las pusieron, al fin que teatros, auditorios y demás edificios, seguro son cultura ¿no?

En materia de Deporte, quizás los especialistas en el tema puedan ayudarme a salir de la duda: ¿por qué ponerle nombre de dos (además solo dos) medallistas olímpicas a igual número de Plazas Estado de México sería un logro en materia de deporte en la entidad? Ya ni para qué repetir el tema de la infraestructura como logro deportivo ¿no? (quizás otra vez, exceso de espacio libre).

Las 2 mil medallas en Olimpiadas Juveniles y Nacionales Juveniles obtenidas en seis años  suenan bien, claro que entidades como Jalisco podrían no sorprenderse tanto si consideramos que solo en la edición 2017 ellos consiguieron 809 medallas totales en ambos eventos, casi la mitad que las nuestras en seis años. Sobre los 2 mil 500 eventos deportivos realizados, retomando los 2 mil 190 días de administración estaríamos en un evento deportivo por día en todo el territorio estatal, o si queremos verlo por municipio 3 por municipio al año.

Creo que habría sido un bonito detalle que la administración de Eruviel Ávila hubiese considerado dentro de los logros deportivos los alcanzados por atletas paralímpicos en los distintos eventos que se realizan a nivel nacional e internacional o, ya que pensamos que infraestructura es deporte, pues saber cuántas instalaciones deportivas específicas y exclusivas para estos atletas se construyeron en estos seis años; bueno, ni modo.

En materia de Medio Ambiente y Protección Animal me llama la atención el Primer Hospital Veterinario Público en el país, y me extraña porque yo pensaba que el Hospital de Atención a Pequeñas Especies de la Uaeméx, era público y además ya existía desde antes de que comenzara la actual administración, pero puedo estar equivocado y quizás sea privado (o lo haya privatizado el Fondict antes de su extinción por el Consejo Universitario) o quizás no era hospital veterinario y se malentendía eso de “Pequeñas Especies”.

Somos “El estado líder en protección y reproducción del lobo gris mexicano” (que para quienes no lo sepan está en peligro de extinción porque solo hay como 300 o 400 ejemplares de ellos) claro que no todos los estados participan en la protección y reproducción del lobo gris, pero podríamos decir que en ese sentid liberamos un grupo de seis o siete entidades.

Por cierto ¿cambiar el nombre de Zoológico de Zacango a Parque Ecológico de Zacango vale como logro en materia de Medio Ambiente? ¿En serio Zacamgo es el Primer Parque Ecológico del país? Porque en la página de la propia Secretaría del Medio Ambiente de la entidad se indica que también son parques ecológicos: el Hemenegildo Galeana, los Centros Ceremoniales Otomí y Mazahua, el Ocotal y el mismo Nevado de Toluca, solo por mencionar algunos… ¿o se referían a que es primer lugar en parques ecológicos?… ¿de qué lista o según quién?

En fin que así por lo general están todas las demás áreas, yo por el momento hasta aquí me quedo porque creo que ha quedado demostrado el punto de que efectivamente: sí, las cifras del sexto informe de gobierno son reales y revelan la triste realidad en el que la actual administración deja el Estado de México; no, no son inventos ni hablan de otro estado, solo son cifras descontextualizadas que parecen hacer mucho pero que, como ya lo vimos, en realidad muestran lo poco que se hizo en seis años.

Cabe aclarar que aún no podríamos hablar de eficiencia o ineficacia de la administración porque para ello habría que revisar los presupuestos de ingresos más los ajustes presupuestales contra los resultados de la administración presentados en los informes para ver si el gasto corresponde con el resultado, igual el problema es que no había presupuesto suficiente para más cosas, aunque, como dije, ese estima de un análisis distinto.

Por lo pronto que nos quede la satisfacción de que al menos no nos mintieron en cuanto los logros de seis años de gobierno… solo no nos están diciendo todo lo que deberíamos saber, es triste ver que sí está el estado como se presentó pero, pues, es lo que hay. Por cierto, dicen que hoy por la noche le van a preguntar al gobernador sobre estos y otros temas en un Facebook Live, sospecho que ya tienen listas las preguntas, los bots y los empleados de gobierno que estarán preguntando pero será lindo ver el ejercicio, no creo que alguien le vaya a contrastar las cifras con los hechos como hicimos aquí pero será bonito verlo… Ok, no.

La estafa maestra, más preguntas que respuestas

El día de ayer Animal Político presentó una investigación realizada en conjunto con Mexicanos contra la corrupción, la llamaron “La estafa maestra del gobierno federal” un trabajo que involucra a ocho universidades públicas, entre ellas la Universidad Autónoma del Estado de México (Uaeméx) en el periodo del ahora presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) Jorge Olvera García.

El tema es delicado, se trata del uso de las instituciones de educación superior para el desvío de más de mil millones de pesos, en el caso de la Uaeméx se trata de 280 millones 268 mil 900 pesos, según informa el trabajo de investigación.

La metodología del reportaje es casi impecable, solo deja en el aire la justificación de ¿por qué dejaron fuera los convenios que, según detectaron, ocurrieron en 2010? Así como la explicación de bajo qué criterios determinaron que solo serían investigadas 73 de los 3 mil 061 convenios correspondientes al periodo de 2013 y 2014.

El volumen de convenios vinculados este enorme desfalco del erario es una variable válida pero insuficiente si tomamos en cuenta que sería importante y necesario conocer si se trata de las mismas empresas heredadas del calderonismo o si es un procedimiento que se aplicó con la existencia de la actual administración federal; más aún, el dato podría dar referencia de si se trata de un grupo organizado que opera desde el interior del gobierno corrompiendo autoridades y violando leyes o si es parte de una estrategia orquestada desde la administración, es decir, un tema institucional.

Más allá de esto, la búsqueda de datos y el seguimiento de las investigaciones arroja la visión de varios funcionarios de niveles medios y altos que estuvieron directamente relacionados con la contratación de empresas fantasma para solventar convenios de servicios entre universidades públicas y diversos sectores del gobierno federal.

Este mecanismo de contratación de empresas que no existen, o cuya existencia es difícil de demostrar, para la realización de desvíos de recursos fue puesta en evidencia en la administración de Javier Duarte en Veracruz, donde la cantidad de empresas y dinero detectado en dichas transacciones alcanza los niveles de lo que se está denunciando a nivel federal.

El trabajo de Animal Político y Mexicanos contra la corrupción debe ser la punta de lanza, el ejemplo a seguir, para que otros medios de los distintos estados se aboquen a investigar las respectivas empresas con las que los gobiernos estatales han hecho negocios y, sobre todo, la revisión exhaustiva de convenios y contratos que se han realizado entre ambos sectores.

Por lo que se ha revelado hasta ahora, el actual presidente de la Codhem, Jorge Olvera, se encuentra entrampado en la investigación: si reconoce saber de estos convenios y posteriores manejos se estará convirtiendo en cómplice pero si dice que desconocía del tema estará dejando ver una enorme deficiencia en su capacidad de estar al frente de una institución como la Uaeméx y pondría en tela de juicio si esta situación de incapacidad e ineficiencia no podría ser trasladada a la Codhem.

¿Como pueden ingresar a una institución 280 millones 268 mil 900 pesos sin que su titular no cuestione de donde provienen los recursos? Si el exrector no tenía conocimiento de lo que estaba pasando ¿por qué desaparecer el Fondo de Fomento y Desarrollo de la Investigación Científica y Tecnológica (Fondict) durante su administración inmediatamente después de ser señalado por otro mal manejo de recursos por un servicio contratado y no prestado al gobierno de Oaxaca?

En este sentido, los integrantes del Consejo Universitario que votaron la desaparición del Fondict ¿sabían de los manejos sucios que se realizaban desde este organismo universitario (con lo cual serían cómplices) o solo fueron utilizados para ocultar las acciones de la administración Olvera (con lo que serían marionetas)?

¿Fue la extinción del Fondict una estrategia legal del doctor en Derecho para que ya no exista una persona moral a la cual llevar ante los tribunales? Vamos, ¿operó la Uaeméx de la misma forma que las empresas fantasma involucradas y señaladas por fraude al desaparecer la instancia a través de la cual realizaba estas contrataciones?

Y por lo que respecta a la Universidad ¿colaborarán en las investigaciones para determinar hasta qué nivel llegaron estos manejos o serán cómplices de las acciones que hoy tienen señalada a la institución como corrupta y corruptora en el manejo de recursos públicos que debieron ser utilizados para la educación? ¿Cómo les impactará en el manejo de las finanzas si es que se les obliga a devolver los recursos? ¿Está en riesgo la existencia de la Máxima Casa de Estudios por las acciones de los integrantes de la administración Olvera?

Dado que la investigación presentada por Animal Político y Mexicanos contra la corrupción dejó fuera convenios de 2010 ¿hay otras administraciones involucradas en estos hechos? ¿Desde cuándo, entonces, operaba de esta manera el ahora extinto Fondict? Y más aún, ¿se esconderá la Uaeméx tras el velo de la “autonomía” que tan convenientemente utiliza cuando se le exigen cuentas?

Son preguntas que bien vale la pena hacer y de las cuales es necesario tener respuestas por lo que implica y representa la Uaeméx y la Comision de los Derechos Humanos del Estado de México así como el importante servicio que prestan a la entidad, en este sentido ¿se separá del cargo Jorge Olvera o arrastrará el problema hasta la Codhem con tal de contar con el respaldo y los recursos de la institución para su defensa?

Y ya entrados en gastos: los medios locales y reporteros que tanto tiempo se han dicho amigos del exrector ¿lo confrontarán ante la evidencia o le solaparán con el silencio? Porque, contrario a otros casos, sus redes sociales se han mantenido muy silenciosas sobre el tema, como el que evita hablar para no comprometer, con su opinión, algún interés económico o de amistad.

El seguimiento al caso es obligatorio y revelará mucho de la sociedad, medios e instituciones que tenemos en la entidad, razón por la cual es necesario mantenernos atentos a lo que esto pueda arrojar e, incluso, si no lo hace.

Yo tampoco vi el informe

Desconozco si haya una cifra exacta de quienes vieron el 5º Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto y quienes no lo vimos pero podría apostar a que fuimos una aplastante mayoría quienes no lo hicimos o decidimos no hacerlo, en lo personal estaba yo en una fiesta infantil a esa hora y no parecía que hubiera algún otro invitado preocupado por lo que estaba diciendo el Presidente.

Sé que para alguien que hace periodismo reconocer que no vio el informe presidencial es casi como un insulto pero lo cierto es que ya a muy poca gente nos interesa escuchar al Presidente hablar de los logros de su administración durante este año, y no es que no sea importante, sino que ya no nos interesa.

Esa pequeña pero importante distinción entre importante e interesante es la que obliga a una reflexión ¿por qué ya no nos interesa escuchar al Presidente de la República mientras nos informa los logros de su administración? ¿Qué pasó para que aquella obligación civil que conllevaba la suspensión de toda actividad para escuchar al primer mandatario en su reporte ya no tenga ningún valor en la gente?

En muchos casos no solo no fue importante escucharlo, ni siquiera se tuvo conocimiento de que este fin de semana se presentó el 5º Informe de Gobierno e, incluso, varios se irán enterando este día al comenzar sus actividades cotidianas o quizás más tarde cuando tengan que buscar referencias en Google que les permitan entender los memes que “chairos” y “peñabots” realizaron tan afanosamente.

Quizás tenga que ver con esa absurda prohibición aprobada hace algunos ayeres por los diputados para evitar que estos momentos se utilizaran como promoción personal de los personajes en el poder; un daño colateral a la incipiente democracia mexicana que afecta a la intención de la gente de estar enterados sobre lo qué pasa en el país.

Tal vez se trate de una falsa percepción de información, es decir: si ya todo el año estuvimos escuchando, leyendo y viendo noticias sobre cómo está el país ¿para qué queremos un resumen anual? La ficticia cercanía con la realidad a través del minúsculo fragmento que las redes nos permiten termina por hacernos creer que sabemos lo que debemos saber aunque no sea así.

Es probable que la entretenida entrevista que realizó Cultura Colectiva al Presidente y lanzada a las redes después del informe haya tenido más visualizaciones que el propio mensaje presidencial a los ciudadanos de nuestro país e incluso mucho más que cualquier otra entrevista en redes.

Si la estrategia era ocultar el mensaje del Presidente, hay que reconocerlo: lo lograron; por el contrario si la idea era resaltar su imagen y figura, bueno, una mancha más al leopardo de Comunicación Social de Presidencia. En cualquier caso se debe decir que la campaña de redes, otra vez, parece ir por su lado y la de medios masivos por el suyo, no armonizan más allá de los mensajes preparados para el informe, no se ve unidad en su manejo.

A nivel social ni informe ni interés, podría parecer que a un año del proceso electoral presidencial la gente no tiene el mínimo atisbo de involucramiento en los temas de política nacional y mucho menos ganas de participar en ella, un asunto que no debe ser menor si, además, tomamos en cuenta que el empecinamiento del INE por imponer sus criterios de “cancha pareja” le generó una derrota en tribunales que le resta confianza al instituto.

El desinterés ciudadano en los temas torales de nuestra democracia debe ser una llamada de atención para partidos y actores, el fastidio social hacia estos tema ha llegado a tal punto que la decepción ciudadana está generando que la sociedad pierda el interés en participar y asumir su rol principal en el escenario de la política nacional.

Ahora viene el 6º informe de gobierno de Eruviel Ávila en el Estado de México, y la campaña promocional parece más una “gira del adiós” que un mensaje a la gente sobre lo que esta administración hizo durante su último año. Podemos esperar, entonces, lo de los eventos anteriores: presión a los empleados de gobierno para ver obligatoriamente el informe, el formato de un programa estilo Chabelo, que parece haber enamorado al mandatario y un último intento de colarse a la carrera presidencial, en la cual sus posibilidades son nulas.

Esquemas y mecanismos que solo consiguen mantener alejada a la población de los temas que les afectan directamente con el único objetivo aparente de mantener el control del negocio de la política, ya ni siquiera, del poder.

La última y nos vamos

La declaración del día ayer pareció tomar a todos por sorpresa, parecía que nadie esperaba escuchar de la boca de Andrés Manuel López Obrador las palabras “no seré candidato eternamente“; el anunció opaca, incluso, el llamado a postergar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y sus correspondientes descalificaciones a la administración peñista.

El anuncio puede ser tomado de muchas formas y una de ellas es, específicamente, con fines electorales: nadie va a apoyar a alguien que, sabemos, se va a volver a postular en seis años aunque lleve más de 10 en campaña. López Obrador está apostando a que la gente lo vea como su última esperanza antes de irse, como él ha mencionado “al despeñadero”.

El anuncio de Metepec debió encender los focos rojos del morenismo en todo el país: El partido es y se sostiene por los designios de López Obrador, nadie se mueve, nadie respira, nadie se revela ante los designios del dueño de la casa y si alguien se equivoca solo tiene un destino: el exilio.

El anuncio también puede ser contraproducente porque si bien, previo a lo dicho ayer en Metepec, todos estaban enfocados en el mismo objetivo: obtener la Presidencia de la República para su líder, hoy algunos habrán amanecido con la duda en la cabeza de ¿qué  va a pasar con el partido? ¿Quién será el siguiente hombre fuerte? ¿Heredará AMLO a alguno en particular o los dejará batirse en el campo de lo público hasta que haya un solo ganador?

Claro que habrá llamados al orden y a enfocarse en el objetivo primario pero ¿quién puede hacerlo si ve ante sí la posibilidad de hacerse su propio futuro, lejos ya de las directivas del cacique de Macuspana que, hasta ahora, ha forjado un grupo aparentemente sólido pero que hoy, más que nunca, tiene razones y motivos para segmentarse.

No podemos dejar de lado que muchos, la gran mayoría de quienes integran Morena fueron algún día miembros del PRD, un partido acostumbrado y prácticamente construido con base en la pelea de grupos, las tribus no cambiaron de sistema, solo cambiaron de color y eso puede repercutir en el ánimo electoral.

Morena no es un partido unido, la unidad existe en torno a su hombre fuerte, pero en estricto sentido los que siempre le han acompañado ven con recelo a los recién llegados y más aún, cundo provienen de otras fuerzas como el mismísimo odiado PRI, del que han recibido algunos elementos de no tan preclara calidad.

Andrés Manuel lleva mucho tiempo en campaña y eso le va a generar un desgaste natural al momento de llegar a las elecciones, si a eso se le suma una fragmentación en el partido así como la presencia de las campañas (hasta ahora inexistentes) de los contendientes, podemos avizorar una contienda electoral de 2018 muy cerrada en donde cualquier podría ganar.

Sí, es cierto, las encuestas de estas fechas señalan que AMLO lleva una amplia ventaja sobre sus contendientes pero también es cierto que él lleva más de seis años en campaña y cualquiera de los demás aún no ha comenzado.

El anuncio de “la última y nos vamos” hecho en la reunión con los diputados federales en Metepec puede ser el primero error de la campaña de AMLO que, si en algo se ha caracterizado elección tras elección, es que a la hora buena concatena errores de tal forma que en conjunto terminan cobrándole con la derrota.

El equivocado y soberbio absolutista INE

No hay mayor eufemismo que pueda ser utilizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) que el “Cancha Pareja” para nombrar una serie de reglas que, en esencia, prohiben la compra de publicidad (incluidas las redes sociales) por parte de quienes deseen participar en un proceso de selección de candidatos.

Lorenzo Córdova Vianello, presidente del INE, ha salido a explicar esta medida a través de los medios de comunicación; sí, usando los mismos espacios de debate público cuyo acceso pretende restringir para quienes buscan alcanzar una candidatura a un puesto de elección popular.

El argumento del presidente del INE muestra un dejo de revanchismo “Esta decisión se tomó por parte del INE porque el Tribunal Electoral le mandató emitir una serie de reglas que regularan en qué condiciones y bajo qué modalidades podían aparecer en los tiempos de radio o de televisión que corresponden a los partidos políticos sus dirigentes y voceros”.

Es decir, no se trata de un reglamento que el INE hubiera considerado necesario para generar equidad electoral, es la respuesta a la instrucción (que aparentemente no gustó mucho en el instituto electoral) que dio el Tribunal para generar reglas claras; la respuesta fue sencilla: “reglas quieren, reglas les damos”.

No sería la primera vez que el INE y su presidente reaccionan con soberbia ante las críticas o, en este caso, el mandato de un Tribunal; recordemos que hace dos años se difundió un audio donde Lorenzo Córdova se burla de un líder indígena chichimeca por su forma de hablar, la respuesta institucional a esto fue acusar de espionaje y presentar una denuncia ante la PGR mientras que en lo personal hubo una escueto comentario “una disculpa franca y sin rodeos por mis comentarios filtrados indebidamente”, es decir, perdón por lo que dije pero no debieron escucharlo.

Más recientemente Lorenzo Córdova dio una entrevista en donde nos regala otra joya de autoritarismo y soberbia “Quien menosprecia al INE, menosprecia a la democracia” que nos remite a aquella frase de Luis XIV “El Estado soy yo”; en el caso de lo dicho por Córdova Vianello básicamente centra la democracia en instituto y no en el pueblo en donde reside en realidad.

Ante dichos antecedentes y tras la explicación no pedida del presidente del INE en los medios se comprende entonces que la decisión de esta reglamentación responda más a un intento de castigar a quienes osaron obligar al instituto a pronunciarse sobre un tema que no tenían en agenda y bloquear o al menos restringir el acceso a los sitios de debate.

No es de extrañar entonces que, hasta ayer, existían ya 274 impugnaciones contra la reglamentación emitida por el INE hace un par de semanas entre las que se encuentran las realizadas por siete gobernadores 116 diputados, 52 senadores, 22 empresas de radio y televisión, 59 de ciudadanos más la de la propia Presidencia de la República.

Lo cierto es que las reglas restrictivas emitidas por el INE no garantizan una “cancha pareja”, para que eso ocurra el Instituto tendría que otorgar la misma cantidad de recursos para todos los contendientes así como el mismo tiempo en medios y mismos apoyos durante un proceso electoral, cosa que definitivamente no habrá.

Ninguna elección en el mundo resulta de una equidad absoluta, en las elecciones del año pasado en Estados Unidos la campaña de Donald Trump costó 600 millones de dólares contra los mil 200 que costó la de Hilary Clinton (lo cual también derrumba el mito de que los ganadores son definidos por quien más gasta, pero eso es harina de otro costal); no existió una equidad en el gasto y no pasa nada porque así son las elecciones.

El uso del término “cancha pareja” no solo parece querer justificar la medida sino que, ademas, busca curar en salud a un instituto que será duramente cuestionado en un año sean cuales sean los resultados electorales aprovechando para hacer propaganda a su favor mostrándose como promotores de una democracia que resulta ser solo un ficticio intento de equidad.

El INE parece estar confundiendo equidad con igualdad, ocasionando un verdadero alboroto para el proceso que se viene en 2018 y siendo un factor más de tensión para lo que se observa a futuro. Lejos de parecer que el INE procure dejar en manos de los ciudadanos los proceso electoral, parece, en todo caso, que busca centralizar el poder absoluto de los procesos electorales para que queden totalmente en manos del instituto pues, al parecer en su cabeza, “la democracia son ellos”.

Despenalización de venta de alcohol a menores, dos caras de la misma moneda

Ayer la Legislatura mexiquense decidió que en el Estado de Mexico de México debe dejar de ser delito penal la venta de alcohol a menores de edad y que dicha acción debe ser castigada solo con medidas administrativas que podrían ir desde una multa hasta el cierre del establecimiento (sin indicar cual será el criterio para la penalización mínima y la máxima).

La modificación fue realizada a propuesta del gobernador Eruviel Ávila Villegas y avalada (obviusly) por las bancadas del PRI, Verde Ecologista, Nueva Alianza y Encuentro Social (mensaje para los que estaban preocupados porque esta alianza parecía resquebrajarse: nada qué temer) y en contra del voto del PRD, PT, Morena, Movimiento Ciudadano y PAN (ven como, cuando quieren, izquierdas y derechas pueden ir juntos).

Lo cierto es que la medida ha desatado gran polémica, incluso se ha llegado a pensar que el siguiente paso del gobernador será la vida restaurantera diciendo adiós a la política pero además dejando en evidencia el nivel de desinformación que se puede alcanzar en los medios al momento de informar, mostrando (again and again) que una opinión puede emitirse sin necesidad de estar informado.

Incluso, al preguntar a algunos opinadores que en redes sociales se apresuraron a censurar la decisión del Legislativo mexiquense qué es lo que se estaba despenalizando y lo que implica exactamente este tipo de media, la respuesta se limitó a decir que “ya no se va a castigar a quienes vendan alcohol a los niños” seguido (off course) de una diatriba de moral y comportamiento social más o menos justificada.

Ejemplos de desinformación: en la nota arriba linkeada de Excélsior se menciona que el artículo a modificar es el 148 Bis del Código Penal del Estado de México lo cual es un error pues dicho artículo indica “Al que venda o suministre bebidas alcohólicas, sin contar con la licencia de funcionamiento, se le impondrán de tres a seis años de prisión y de quinientos a dos mil días multa”. Nada sobre venta de alcohol a menores.

En realidad la modificación en este caso debe ser al artículo 204 fracción I de dicho código que a la letra dice: “Comete el delito contra las personas menores de edad y quienes no tienen la capacidad para comprender el significado del hecho al que por cualquier medio, obligue, procure, induzca o facilite a una persona menor de edad o quien no tenga la capacidad para comprender el significado del hecho o la capacidad de resistirlo, a realizar las siguientes conductas:

“I. Al consumo de bebidas alcohólicas, narcóticos o sustancias tóxicas, se le impondrá pena de tres a seis años de prisión y de doscientos a dos mil días multa.

“La pena señalada en el párrafo anterior, se aumentará hasta en una mitad a quien venda alguna bebida alcohólica a menores de edad, ya sea en envase cerrado, abierto o para consumo por copeo;

“Se impondrá la pena señalada en el párrafo primero, al que organice o realice eventos, reuniones, fiestas o convivios al interior de inmuebles particulares con la finalidad de obtener una ganancia derivada de la venta y consumo de alcohol, drogas, estupefacientes a menores de 18 años o personas que no tengan la capacidad de comprender el significado del hecho, o personas que no tienen capacidad de resistir la conducta”.

Algo aún más grave ocurre en la nota publicada por La Jornada sobre el tema, la entrada de dicho texto dice a la letra “En una votación dividida, el pleno del Congreso del estado de México aprobó ayer la despenalización de la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, y que no se sancione a quienes permitan el ingreso de niños y adolescentes a cantinas, bares, pulquerías y centros nocturnos, entre otros establecimientos”. Para La Jornada no solo se despenalizó sino, además, no habrá sanciones (las multas, suspensiones y cierres son sanciones, por cierto) y aunque un párrafo después explica que sí habrá sanción (¿?).

Lo cierto es que la polémica en la medida surge por la justificación del gobierno mexiquense que señaló que la intención es el apoyo a la economía, lo cual (evidentemente) hace parecer que entonces se levanta la prohibición (cosa que no ocurre) para que se pueda vender alcohol a lo menores; lo cual no es cierto, dado que los establecimientos seguirán siendo sancionados por estas acciones.

Después se quizo hacer la corrección a través de la Consejería Jurídica estatal que (ahora) argumenta que el objetivo final es evitar la extorsión de algunas autoridades abusivas hacia los empresarios… Sí, como lo leyó: por tratar de enmendar el paso, la Consejería Jurídica del Estado de México ha reconocido que en esta entidad las autoridades extorsionan a los empresarios mexiquenses a través de amenazarlos con la aplicación del Código Penal (es decir, llevarlos a la cárcel).

La verdad es que dichas extorsiones van a seguir, solo que ahora nos será con ir a la cárcel sino con cerrarles el establecimiento. Entonces ¿qué justificaría la eliminación del código penal de las sanciones a la venta de alcohol a menores de edad? La respuesta es muy sencilla: que los menores de edad ya no son tan menores como parece.

No es desconocido que en bares, restaurantes, antros, discoteques o como quieran llamarlos nuestros inocentes menores de edad se las ingenian (hay quienes compran credenciales de elector falsas, otros solo se disfrazan de adultos) para que, desde los 16 o 17 años (algunos desde antes), puedan acceder a estos sitios a “divertirse” (ellos entienden divertirse como tomar hasta perder la consciencia) siendo víctimas de estos engaños el Código Penal sanciona a la víctima y no al responsable, así entonces se justifica la modificación a dicha norma.

Aunado a esto debemos considerar que los menores de edad en este estado (incluso en el país) ya no son los pequeños inocentes que no saben cuando algo está bien o mal, incluso algunos se dedican “profesionalmente” desde pequeños a actividades delictivas como el caso de Karen, la niña de 14 años que ya formaba parte de un grupo delincuencial dedicado al robo de vehículos en Ecatepec.

Mantener la pena de cárcel a quien obligue, procure, induzca o facilite el consumo de bebidas alcohólicas a menores no ha evitado que estos hayan encontrado los mecanismos para adquirirlas y sí ha afectado a quienes (algunas veces) son engañados por los “pequeñines” (sí, es con tono sarcástico) para obtener este tipo de productos embriagantes.

Decidir si una medida es positiva o negativa para la sociedad depende de su aplicación o uso, lo cierto es que socialmente la penalización no había hecho nada, en restaurantes de venta de comida acompañada con alcohol es siempre frecuente ver a un inocente padre dando a probar un sorbo o dos de alguna bebida alcohólica a sus hijos menores de edad sin que ninguna alma caritativa de la liga de la justicia infantil diga nada y sin que ninguna autoridad actúe llevándose detenido a ese padre por darle a su hijo bebidas embriagantes.

Si lo que queremos es que nuestros menores de edad no incurran en esas prácticas debemos involucraron más en este tipo de acciones, no solo denunciando los sitios donde esto ocurra sino también censurando en el lugar que dichas acciones ocurran y, como padres, evitando que quienes no tienen edad para acudir a un bar tengan permiso para asistir; no ha ley o código que supere eso, si lo que se busca es proteger a los menores, hagámoslo, pues para protegerlos no se necesita ninguna ley.

Constancia de mayoría a Del Mazo

Si no hay sorpresas el día de hoy, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) estará entregando la constancia de mayoría al candidato que después de los recuentos e impugnaciones mantiene la ventaja respecto a los resultados obtenidos por sus adversarios en la jornada electoral del 4 de junio pasado, que en este caso es el priísta Alfredo del Mazo Maza.

En términos políticos se trata del inicio formal del proceso de transición de la administración de Eruviel Ávila Villegas a la de Alfredo del Mazo en donde el equipo del que a partir de hoy ya por llamarse “gobernador electo” ya podrá realizar actividades de manera formal (porque de manera informal han estado trabajando).

En este grupo se mencionan tres nombres importantes: Elías Rescala Jiménez, Enrique Jacob Rocha y Felipe Serrano Llarena; los tres, hombres cercanos a Del Mazo Maza quienes tienen toda su confianza y de quienes se espera aparezcan en alguno de los principales puestos del gabinete mexiquense una vez que este sea anunciado formalmente.

Precisamente, hasta el momento, nombres van y nombres vienen respecto a las carteras que habrán de renovarse en la entidad a partir del 16 de septiembre pero aún no hay nada definitivo que esté escrito, lo cierto es que ya ha existido una primera etapa de evaluación de prospectos a los cuales, muchos sin saberlo, han sido revisados desde su formación profesional hasta su trayectoria personal (nadie quiere escándalos en el inicio de su administración) y, según cuentan, Alfredo del Mazo González también está involucrado personalmente en esta selección.

Por su parte la excandidata por Morena, Delfina Gómez Álvarez acusa un “intento de imposición” y pretende “reventar” la sesión de este día en el IEEM lo que, sin darse cuenta, nos permite hacer un salto al futuro de lo que podríamos estar viendo el próximo año si es que Andrés Manuel López Obrador no alcanza, otra vez, su anhelo presidencial y rompe con el discurso de respetar los resultados de la elección.

Así las cosas, el Estado de México se prepara para una transición sufrida en la que todavía resta averiguar la situación real en la que se encuentra la entidad y donde los temas urgentes se encuentran en toda el área de Seguridad Pública y la recuperación del Desarrollo Económico, los dos grandes fracasos de la administración eruvielista.

Se le “chispoteó” el deslinde a Fernando Zamora

Ni tardo ni perezoso el alcalde de Toluca, Fernando Zamora Morales recurrió al deslinde político en el asunto del intento de tala de más de 100 árboles del Paseo Tollocan para que la empresa Perinorte pudiera construirse un acceso directo desde esta vía hacia Plaza Galerias Toluca sin tener que dar la engorrosa vuelta de un par de cuadras como se hace actualmente.

Para los asesores de Zamora Morales, la salida más sencilla fue decir que su director de Medio Ambiente, Arturo Maya Gómez, dio el documento que permite a la empresa derribar 154 árboles sin que se le haya consultado y, obviamente, sin que tuviera la  autorización del presidente municipal.

Así que, con estos sólidos e irrefutables argumentos legales, el Ayuntamiento de Toluca revocó la autorización que había otorgado previamente para el derribo de estos árboles bajo el argumento de “actuar en congruencia con lo estipulado en el Código Reglamentario Municipal de Toluca vigente”.

De esta manera, el culpable político de dar la autorización sería el director del Medio Ambiente quién habría actuado a escondidas del incólume alcalde quién, pobrecito, no se había enterado lo que su terrible y nefasto funcionario habría hecho a sus espaldas y sin siquiera haberle consultado. ¿Somos o nos hacemos?

El argumento es absurdo por donde se le busque y definitivamente no deja bien parado al alcalde de manera alguna: si el director del Medio Ambiente, puede firmar una autorización para el derribo de 154 árboles en la vía de acceso más importante de la capital del Estado de México ¿qué otras cosas más se han autorizado sin que el presidente municipal de Toluca esté enterado?

Si el argumento legal para la revocación es “la congruencia” con los ordenamientos municipales, entonces: ¿la autorización previamente otorgada era ilegal al ir en contra de esos mismos ordenamientos? ¿Cuál es la versión verdadera: se trata de un asunto de congruencia o de que el alcalde no fue enterado y por eso ordenó la revocación (como él mismo declaró a los medios)?

Sea cual sea la versión cierta, la empresa puede recurrir a los tribunales para echar abajo la débil revocación solo por la absurda declaración que no sustenta el, de por sí endeble, argumento legal del documento oficial a través del cual se justifica dicha acción o ¿es un argumento válido revocar un permiso porque el alcalde no estaba enterado de que se otorgó?

Además de no saber qué otras cosas importantes desconoce Fernando Zamora sobre el municipio que gobierna, ¿habrá sanción para Arturo Maya por no consultarle al alcalde la autorización de una acción que es de la total competencia del director del Medio Ambiente o habrá sanción a Arturo Maya por autorizar sin ser congruente (o sea no respetar) los ordenamientos legales? Y es más: ¿Habrá sanción hacia el propio Fernando Zamora por no saber lo que obviamente debía saber?

¿Cuántas cosas más deben ser consultadas y autorizadas por Su Alteza Serenísima para que deban ser llevadas a cabo y cuaales sí pueden ser resueltas por los directores sin necesidad de molestarle en su oficina? Porque es un hecho que en la declaración el alcalde deja claro que el error fue no haberle preguntado para dar el visto bueno a la tala de los árboles.

Tal pareciera que Fernando Zamora se hubiera dejado asesorar por este personaje de “Club de Cuervos”, Salvador Iglesias, para intentar salir bien librado del problema, no es difícil imaginar a “Chava” diciéndole: “Mira mi Fer, tú sales y dices que no sabes nada, que nadie te pidió autorización, que nadie te consultó, que todo se hizo a tus espaldas y que por eso ordenaste la revocación y boom, todos te amarán porque tú no tuviste culpa”.

La declaración tal como fue emitida y publicada en los medios abre la puerta a una de dos opciones probables: 1) Fernando Zamora no tiene la más remota idea de lo que pasa en su administración, mucho menos en la capital mexiquense o 2) Fernando Zamora y sus asesores piensan que la gente de Toluca es estupida y se va a creer todo lo que él, como el Gran Tlatoani que es, les diga.

Como sea, el punto es que esa revocación es tan contundente como el “Chipote chillón“, no hay forma de que el argumento se sostenga por sí solo; además de que el documento de revocación es un reconocimiento tácito de que la autorización previa no cumplía con los ordenamientos legales municipales, lo cual abre otra pregunta: ¿cuántas y qué otras autorizaciones ha otorgado la actual administración sin que sean “congruentes” con los reglamentos?

La declaración del alcalde solo deja ver que en esa autorización y su posterior revocación hubo algo muy turbio que debe ser plenamente explicado porque, hasta el momento y con tantas irregularidades no ha habido un solo despido, lo que también habla de tolerancia a la corrupción y una mano muy tembleque a la hora de tomar decisiones.

Afortunadamente los manifestantes no han creido una sola palabra del presidente municipal, y aunque en lo personal me parece que ese plantón comienza a convertirse en una invasión de predio disfrazada de manifestación; lo cierto es que el engaño no prosperó porque las autoridades “no contaban con la astucia de los toluqueños”.