Il ritorno di “La Traviata” (El regreso de “La Extraviada”)

Después de ser víctima colateral de los pleitos políticos de Santiago Tianguistenco, “La Traviata” del artista Fernando Cano fue restaurada y se encuentra en exhibición en Televisión Mexiquense como parte de los festejos de 35 años de existencia del canal.

Hela aquí: “La Traviata”. Obra del escultor mexiquense Fernando Cano, fue adquirida por el gobierno de Santiago Tianguistenco en la administración 2003-2006 encabezada por el panista Alfredo Rodríguez Castro, y colocada en una glorieta de la calle Constituyentes de ese municipio; en el siguiente trienio, el priista Alfonso Arana Castro (hasta donde tengo entendido, primo de su antecesor) mando quitarla junto con cualquier cosa que se hubiese dejado como legado de la administración blanquiazul.

Víctima de la ceguera que conlleva el odio y el abuso del poder político, “La Traviata” desapareció, su paradero fue desconocido hasta que en junio pasado el joven Francisco Javier Bobadilla Villarreal la descubriera en un tiradero camino a la carretera a Chalma donde compró lo que quedaba de la obra y avisó a Marthel Cano, viuda y también representante del artista, quien confesó reciente que salía de la misa para conmemorar un año de la muerte de su esposo cuando se enteró de la situación y apresuró el viaje para recuperarla.

Fue así que “La Traviata” volvió a casa, como muchas otras mujeres en este país, fue golpeada, maltratada e incluso mancillada, sus piernas habían sido cercenadas, algunas partes como el arco en el que cuelga ya no existían, el tronco en que descansa había sido cortado en tres partes; Marthel Cano contuvo las lágrimas para narrar cómo la obra, a pesar de haber sido reparada, aún muestra vestigios de la brutalidad de la ignorancia, del gran riesgo que implica la ausencia de educación en las personas.

Anuncios

Tras varias semanas de arduo trabajo, “La Traviata” recuperó su forma, su estructura; resurgió tras la agresión de la que fue víctima y se unió a 29 de sus “hermanas”, como las llamó Marthel Cano, para formar parte de la exposición “Fernando Cano. Al paso del tiempo” que se ha montado en las instalaciones de Televisión Mexiquense como parte de los festejos por los 35 años de existencia del canal y que está abierta al público hasta el 31 de octubre.

En la exposición se podrán observar obras como “Un amor cansado que llegó tarde” que fue adquirida por la Universidad Autónoma del Estado de Mexico y colocada en el patio central de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales donde los estudiantes la rebautizaron, según narró la propia Marthel Cano, también están, aunque distantes, dos efigies que han sido desde hace algunos años iconos del acceso a la Biblioteca Central de la Uaeméx: “Estudiante” y “Sentada”.

Lo mejor de la obra de Fernando Cano, según dijo su representante en la inauguración de la muestra, es que al artista le gustaba que la gente interactuara con su obra, que se acercara, que la tocara, que la hiciera propia, así contó que en “La visita de un ángel” la gente ha subido las escaleras que forman parte de la obra para fotografiarse en ella o que en “La calle de la soledad” la gente abraza a la efigie para acompañarla un breve momento, el instante que dura inmortalizar la escena en una fotografía.

Anuncios

Así, incluso, se puede dialogar con el artista frente a lo que Marthel Cano recordó era un autorretrato puesto que tiene algunos rasgos del escultor, hace un llamado, una invitación a acompañarlo porque “Para tanta soledad me sobra el tiempo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: