La estafa maestra, más preguntas que respuestas

El día de ayer Animal Político presentó una investigación realizada en conjunto con Mexicanos contra la corrupción, la llamaron “La estafa maestra del gobierno federal” un trabajo que involucra a ocho universidades públicas, entre ellas la Universidad Autónoma del Estado de México (Uaeméx) en el periodo del ahora presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) Jorge Olvera García.

El tema es delicado, se trata del uso de las instituciones de educación superior para el desvío de más de mil millones de pesos, en el caso de la Uaeméx se trata de 280 millones 268 mil 900 pesos, según informa el trabajo de investigación.

La metodología del reportaje es casi impecable, solo deja en el aire la justificación de ¿por qué dejaron fuera los convenios que, según detectaron, ocurrieron en 2010? Así como la explicación de bajo qué criterios determinaron que solo serían investigadas 73 de los 3 mil 061 convenios correspondientes al periodo de 2013 y 2014.

El volumen de convenios vinculados este enorme desfalco del erario es una variable válida pero insuficiente si tomamos en cuenta que sería importante y necesario conocer si se trata de las mismas empresas heredadas del calderonismo o si es un procedimiento que se aplicó con la existencia de la actual administración federal; más aún, el dato podría dar referencia de si se trata de un grupo organizado que opera desde el interior del gobierno corrompiendo autoridades y violando leyes o si es parte de una estrategia orquestada desde la administración, es decir, un tema institucional.

Más allá de esto, la búsqueda de datos y el seguimiento de las investigaciones arroja la visión de varios funcionarios de niveles medios y altos que estuvieron directamente relacionados con la contratación de empresas fantasma para solventar convenios de servicios entre universidades públicas y diversos sectores del gobierno federal.

Este mecanismo de contratación de empresas que no existen, o cuya existencia es difícil de demostrar, para la realización de desvíos de recursos fue puesta en evidencia en la administración de Javier Duarte en Veracruz, donde la cantidad de empresas y dinero detectado en dichas transacciones alcanza los niveles de lo que se está denunciando a nivel federal.

El trabajo de Animal Político y Mexicanos contra la corrupción debe ser la punta de lanza, el ejemplo a seguir, para que otros medios de los distintos estados se aboquen a investigar las respectivas empresas con las que los gobiernos estatales han hecho negocios y, sobre todo, la revisión exhaustiva de convenios y contratos que se han realizado entre ambos sectores.

Por lo que se ha revelado hasta ahora, el actual presidente de la Codhem, Jorge Olvera, se encuentra entrampado en la investigación: si reconoce saber de estos convenios y posteriores manejos se estará convirtiendo en cómplice pero si dice que desconocía del tema estará dejando ver una enorme deficiencia en su capacidad de estar al frente de una institución como la Uaeméx y pondría en tela de juicio si esta situación de incapacidad e ineficiencia no podría ser trasladada a la Codhem.

¿Como pueden ingresar a una institución 280 millones 268 mil 900 pesos sin que su titular no cuestione de donde provienen los recursos? Si el exrector no tenía conocimiento de lo que estaba pasando ¿por qué desaparecer el Fondo de Fomento y Desarrollo de la Investigación Científica y Tecnológica (Fondict) durante su administración inmediatamente después de ser señalado por otro mal manejo de recursos por un servicio contratado y no prestado al gobierno de Oaxaca?

En este sentido, los integrantes del Consejo Universitario que votaron la desaparición del Fondict ¿sabían de los manejos sucios que se realizaban desde este organismo universitario (con lo cual serían cómplices) o solo fueron utilizados para ocultar las acciones de la administración Olvera (con lo que serían marionetas)?

¿Fue la extinción del Fondict una estrategia legal del doctor en Derecho para que ya no exista una persona moral a la cual llevar ante los tribunales? Vamos, ¿operó la Uaeméx de la misma forma que las empresas fantasma involucradas y señaladas por fraude al desaparecer la instancia a través de la cual realizaba estas contrataciones?

Y por lo que respecta a la Universidad ¿colaborarán en las investigaciones para determinar hasta qué nivel llegaron estos manejos o serán cómplices de las acciones que hoy tienen señalada a la institución como corrupta y corruptora en el manejo de recursos públicos que debieron ser utilizados para la educación? ¿Cómo les impactará en el manejo de las finanzas si es que se les obliga a devolver los recursos? ¿Está en riesgo la existencia de la Máxima Casa de Estudios por las acciones de los integrantes de la administración Olvera?

Dado que la investigación presentada por Animal Político y Mexicanos contra la corrupción dejó fuera convenios de 2010 ¿hay otras administraciones involucradas en estos hechos? ¿Desde cuándo, entonces, operaba de esta manera el ahora extinto Fondict? Y más aún, ¿se esconderá la Uaeméx tras el velo de la “autonomía” que tan convenientemente utiliza cuando se le exigen cuentas?

Son preguntas que bien vale la pena hacer y de las cuales es necesario tener respuestas por lo que implica y representa la Uaeméx y la Comision de los Derechos Humanos del Estado de México así como el importante servicio que prestan a la entidad, en este sentido ¿se separá del cargo Jorge Olvera o arrastrará el problema hasta la Codhem con tal de contar con el respaldo y los recursos de la institución para su defensa?

Y ya entrados en gastos: los medios locales y reporteros que tanto tiempo se han dicho amigos del exrector ¿lo confrontarán ante la evidencia o le solaparán con el silencio? Porque, contrario a otros casos, sus redes sociales se han mantenido muy silenciosas sobre el tema, como el que evita hablar para no comprometer, con su opinión, algún interés económico o de amistad.

El seguimiento al caso es obligatorio y revelará mucho de la sociedad, medios e instituciones que tenemos en la entidad, razón por la cual es necesario mantenernos atentos a lo que esto pueda arrojar e, incluso, si no lo hace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s